Gran Canaria, una isla de oportunidades

Gran Canaria es un lugar especial porque su situación geográfica en el Océano Atlántico es estratégica y privilegiada. Su proximidad con el continente africano la configura, de forma natural, como una plataforma logística entre Europa, África y América. Además, es una región de la Unión Europea con un marco político e institucional estable que disfruta de un Régimen Económico y Fiscal exclusivo, plenamente compatible con la normativa comunitaria. Este régimen especial le permite disponer de unos incentivos económicos y unas ventajas tributarias, muy superiores a los de otras regiones de la Unión Europea.

A su vez la economía de la isla está plenamente desarrollada, al nivel de la media de las demás regiones de la Unión Europea, destacando la importancia del sector servicios, en el que la industria turística tiene un peso relevante.

Los incentivos económicos y fiscales y las condiciones de su entorno la convierten en un lugar idóneo para el desarrollo de otros sectores, entre los que merece señalar la logística, los servicios avanzados, sectores tecnológicos, además de las posibilidades ya existentes para los sectores de ocio y turístico.

Las condiciones geoestratégicas y económicas se ven reforzadas por su excelente dotación de infraestructuras, particularmente las de: transportes, telecomunicaciones, áreas para la localización de empresas y centros tecnológicos.